Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo. Corintios 2 4:6

Renta 2021: la Iglesia en Madrid pide apoyo para seguir realizando sus fines sociales y pastorales

Este miércoles, 6 de abril, arranca la Campaña de Renta 2021 y con ella Xtantos, la invitación que cada año hace la Conferencia Episcopal Española a marcar la X en el espacio destinado a la Iglesia católica.

En la diócesis de Madrid, esta partida supone en torno a una quinta parte de los ingresos anuales (el 18,14 %), la segunda más importante después de los donativos de los fieles –sobre todo en las parroquias a través de colectas o suscripciones–, que suponen casi la mitad (en torno al 45 %).

Por esta razón, «es importante animar a la gente a que marque la X», explica José Luis Bravo, ecónomo diocesano. Con esta fuente de ingresos se ayuda al sostenimiento de la Iglesia para todas sus necesidades, tanto pastorales como asistenciales y sociales. Además, se cumple el objetivo de la financiación de la Iglesia, que es que sean los propios fieles quienes ayuden a sustentar todas estas acciones.

Así, «si hay conciencia de que esta X es importante, es otra manera de colaborar con la Iglesia que no me perjudica: si me sale a devolver, me van a devolver lo mismo, y si me sale a pagar, voy a pagar lo mismo», detalla Bravo. Y «si no se marca, se queda el Estado con ello».

La historia de Grilex
Esta opción permite ayudar cada año a más de cuatro millones de personas en España, subraya la campaña Xtantos de este año. Son personas concretas como Guillermo Esteban, Grilex, rapero madrileño de 26 años. Tras un caminar desnortado, el joven encontró el rumbo gracias a la Iglesia, «sin la que no sería quien soy». Después de su encuentro con Dios gracias a una invitación a unas cenas Alpha, «por fin algo me llena de luz».

Grílex dejó atrás un entorno «oscuro y opaco», a un «adolescente rebedlillo» que pasó por nueve colegios y probó «ciertas cosas: sexo, drogas, alcohol…», y ahora es un joven que siempre intenta «ser el abrazo del padre y el beso de la madre que la gente necesita». Sus letras también dejaron de ser destructivas: «¿Por qué no darle la vuelta a la tortilla y construir?».

La de Grilex es una de las historias que Xtantos da a conocer este año, «personas que en la Iglesia católica han encontrado una mano tendida cuando sus vidas estaban rotas o a punto de estallar».

Las dificultades continúan
En Madrid, de todos los que presentaron la declaración de la Renta en el último ejercicio, un 37,69 % destinó el 0,7 % a la Iglesia católica. «No somos de los que más marcamos la X», reconoce el ecónomo: más bien la diócesis se sitúa en la franja media-alta con respecto a otras de España.

A pesar de ello, Bravo destaca que «el año de la COVID-19» subió en 11.000 el número de declaraciones que venían con la X marcada. Eso, contando con que fue el primer año de pandemia, en el que la gente ganó menos por la debacle laboral, con los despidos y los ERTE. Por eso, se ingresó menos dinero, «pero para nosotros fue positivo que la gente marcara en 2020, cuando estábamos todos encerrados, porque eso nos indica que en esa época de crisis, la gente confió en la Iglesia».

Es cierto que en 2021 se recuperó la economía, «pero ahora estamos volviendo a empeorar», observa Bravo. Así, ante «este momento difícil, animamos a que la gente vuelva a confiar en nosotros marcando la X», haciendo un «voto de confianza» en que «la Iglesia va a emplear los dineros en fines sociales y, por supuesto, pastorales».

De cara a esta campaña, el ecónomo hace un llamamiento especialmente a los jóvenes, a aquellos que declaran por primera vez. En el borrador de esta su primera declaración no vendrá marcada la X y, «aunque es verdad que sale un aviso», conviene estar atento. Una vez que en este primer ejercicio se haya marcado, quedará así grabado para las sucesivas declaraciones, si bien incluso en este caso es bueno, concluye, comprobarlo.

B. ARAGONESES
Infomadrid

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.