Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo. Corintios 2 4:6

Paglia: cuidados paliativos, «manos que ayudan a vivir los momentos más difíciles»

En la Universidad Estatal de Milán se ha celebrado hoy una jornada de estudio sobre las opciones al final de la vida y los cuidados paliativos. El presidente de la Academia Pontificia para la Vida también participa en el debate: los cuidados paliativos no son inútiles. «Cuando ya no se puede sanar, hay que seguir curando».

Ciudad del Vaticano, 11 de noviembre 2021.- ¿Cuáles son las responsabilidades de las universidades en el desarrollo de los cuidados paliativos en Italia? ¿Están el mundo universitario y el mundo de los profesionales del sector preparados para asumir la responsabilidad? Estas son algunas de las cuestiones que marcan la conferencia de hoy titulada «El reto de los cuidados paliativos: un compromiso para la Universidad».

Con motivo de la jornada nacional dedicada a este tema, la Universidad Estatal, el Instituto Nacional de los tumores de Milán y la Pontificia Academia para la Vida debatirán, en particular, la contribución que las universidades pueden aportar al desarrollo de este tipo de enfoque sanitario en Italia.

Paglia: la persona es persona hasta el último momento
En el debate de esta mañana también participó el presidente de la Academia Pontificia para la Vida, monseñor Vincenzo Paglia, quien centró su intervención en el tema: «Construir una cultura de la responsabilidad social: el reto de los cuidados paliativos».
«Estas opciones médicas nos recuerdan que la persona es una persona -viva, con todas sus necesidades y toda su dignidad- hasta el último momento. Los cuidados paliativos se ocupan de las personas y sus necesidades, respetando siempre la dignidad humana».

«Los cuidados paliativos», continuó diciendo el prelado, «son los cuidados de la medicina. Una perspectiva que nunca debe faltar, no sólo en los últimos días o cuando el tratamiento ha fallado. Pero su aplicación en la práctica requiere una revolución cultural en la medicina y en la sociedad en su conjunto».

Asimismo, Monseñor Paglia añadió: «Es necesario que la medicina dé un nuevo aliento a su vocación básica: cuidar». También es necesario «alejarse del malentendido de que ‘paliativo’ significa ‘inútil’ o ineficaz». Esta confusión «se desprende de las resistencias que obstaculizan de hecho la práctica y la difusión de esta intervención, incluso cuando se afirma en principio su importancia, tal vez incluso con la promulgación de leyes, que a menudo quedan sin aplicar».

Cuando ya no puedes sanar, hay que seguir curando
Los cuidados paliativos no son inútiles y «pueden favorecer la terapia del dolor y la reducción del sufrimiento». Monseñor Vincenzo Paglia concluyó afirmando que hay que oponerse a la ideología según la cual el tratamiento es «inútil cuando ya no se puede curar».

Amedeo Lomonaco y Alessandro Di Bussolo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *