Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo. Corintios 2 4:6

Otro premio Nobel en la Academia de Ciencias: Jennifer Anne Doudna

Otra mujer científica y profesora de química galardonada con el prestigioso premio se une a la institución vaticana fundada en 1603.

Ciudad del Vaticano, 11 de agosto 2021.- Un nuevo nombramiento de gran importancia entre los miembros ordinarios de la Academia Pontificia de las Ciencias, institución que en el Vaticano abarca los ámbitos de la ciencia pura, fomentando la investigación y el progreso. El Papa ha elegido a la profesora Jennifer Anne Doudna, profesora de la Universidad de California en Berkeley (Estados Unidos).

Becaria y profesora de Química
Nacida el 19 de febrero de 1964 en Washington, la profesora Doudna estudió química en el Pomona College de Claremont, se especializó en bioquímica en la Facultad de Medicina de Harvard, en Cambridge, y continuó sus estudios en la Universidad de Colorado, en Boulder. Actualmente es profesora de química molecular en la Universidad de California en Berkeley.

Un Nobel compartido
El año pasado recibió el prestigioso Premio Nobel de Química en 2020 por desarrollar el método de edición del genoma CRISPR-Cas9, uno de los logros más importantes en el campo de la ingeniería genética que puede cortar secuencias de ADN de animales, plantas y microorganismos con extrema precisión, y ayudar a abrir nuevas vías para el tratamiento de muchas enfermedades.

La profesora Doudna compartió el Premio Nobel con su colega francesa y científica especializada en Biología, Microbiología, Bioquímica y Genética, la profesora Emmanuelle M. Charpentier, que también fue propuesta por Francisco como miembro de la Academia. Así pues, en el Vaticano se ha producido un nuevo intercambio y colaboración científica, en una sede que ahora acoge a algunos de los más eminentes científicos y estudiosos de 36 países de todo el mundo.

Con esta, ya son tres las nominaciones de Francisco de premios Nobel para la Academia Pontificia, comenzando el pasado 2 de agosto con la científica canadiense Donna Theo Strickland, de 62 años, profesora de física óptica en el Departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Waterloo. En 1985 recibió esta prestigiosa distinción por haber inventado, junto con el profesor Mourou, la amplificación de impulsos chirp para láseres.

Gabriella Ceraso (Vatican Newsd)
Imagen: El Papa Francisco visita la Pontificia Academia de las Ciencias en 2019

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *