Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo. Corintios 2 4:6

oremos

ORACIONES

SEÑOR

Señor:

Me acaricias con la brisa,
me besas con la luz del sol,
me meces en las olas de Tus playas,
me mimas con las gotas de la lluvia,
me consuelas con Tu Palabra,
me perdonas en el Sacramento de la Reconciliación
y me das Vida con la Eucaristía.

¡Si supiéramos la grandeza del Sagrario!
Te das por amor en la Eucaristía,
Te inmolas constantemente por mí.
Aumenta mi amor por Tí
y déjame ver Tu Grandeza
y sentir Tu Amor. ¡Amén!

N. G.
Puerto Rico.

DULCE HUÉSPED DEL ALMA

“Ven, Espíritu Divino, manda tu luz desde el cielo.
Padre amoroso del pobre, don en tus dones espléndido;
luz que penetra las almas, fuente del mayor consuelo.

Ven, dulce huésped del alma, descanso de nuestro esfuerzo,
tregua en el duro trabajo, gozo que enjuga las lágrimas
y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma, divina luz, y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre si tú le faltas por dentro.
Mira el poder del pecado cuando no envías tu aliento.

Riega la tierra en sequía, sana el corazón del enfermo;
lava las manchas, infunde calor de vida en el hielo,
doma el espíritu indómito, guía al que tuerce el sendero.

Reparte tus siete dones, según la fe de tus siervos;
por tu bondad y tu gracia, dale al esfuerzo su mérito;
salva al que busca salvarse y danos tu gozo eterno.”

De las oraciones predilectas del Papa Juan Pablo II.
Colaboración de: Emilia Ríos Escoto.
De: Chihuahua, Chih., México.

ESPARCIR TU FRAGANCIA

Oh Jesús, ayúdame a esparcir tu fragancia dondequiera que vaya.
Inunda mi alma de tu espíritu y vida.

Penétrame y aduéñate tan por completo de mí, que toda mi vida sea una irradiación de la tuya.

Ilumina por mi medio y de tal manera toma posesión de mí, que cada alma con la que yo entre en contacto pueda sentir tu presencia en mi alma.

Que al verme no me vea a mí, sino a Tí en mí. Permanece en mí.
Así resplandeceré con tu mismo resplandor, y que mi resplandor sirva de luz para los demás.

Mi luz toda de Tí vendrá, Jesús: ni el más leve rayo será mío. Será Tú el que iluminarás a otros por mi medio.

Sugiéreme la alabanza que más te agrada, iluminando a otros a mi alrededor.

Que no te pregono con palabras sino con mi ejemplo, con el influjo de lo que yo lleve a cabo, con el destello visible del amor, que mi corazón saca de Tí. ¡Amén!

Cardenal Newman
Utilizada con frecuencia por la Madre Teresa de Calcuta.

DALES A TODOS

Haznos dignos, Señor, de servir a nuestros hermanos hombres, esparcidos por el mundo, que viven y mueren en la pobreza y el hambre.

Dales a todos, a través de nuestras manos, su pan de cada día, y a través de nuestro amor comprensivo, dales paz y alegría.

Madre Teresa de Calcuta.

SANTÍSIMO CORAZÓN

¡Oh Santísimo Corazón de Jesús!
fuente de todas las bendiciones,
yo te adoro, yo te amo,
y con sincero arrepentimiento
de todos mis pecados,
yo te ofrezco mi corazón.

Hazlo humilde, paciente,
puro, y totalmente
sumiso a tu voluntad.

Concédeme, misericordioso
Jesús, poder vivir para ti,
y por ti, protégeme en
todos los peligros,
confórtame en mis tribulaciones,
dame salud y ayuda en mis
necesidades temporales.

Dame tú bendición mientras vivo,
y el favor de morir en tu Gracia.
Amén.

Sacerdotes del Monasterio del Corazón de Jesús

JESÚS EUCARISTÍA

Jesús Eucaristía:
Venir a Visitarte, me colma el alma de alegría
inmensa, porque es venir a conversar con el
Amigo, porque es venir y colmarse de luz, de
paz y de un gozo que no me cabe en el alma.

Venir a visitarte, y postrarme a tus pies
es para mí causa de inmensa honra, pues me
siento más favorecido que si uno de los grandes
de este mundo me concediera audiencia y me
otorgara toda clase de favores.

Y es natural que mi alma se dilate en ese gozo
santo, al sentirme cerca de ti, Jesús Eucaristía,
al experimentar que bondadosamente me amas y que
te agrada que venga a visitarte.

¡Que gozo! ¡Que alegría! ¡ Que inmenso júbilo
poder estar aquí en tu presencia! Jesús Eucaristía.

Es el gozo de quien sabe que está junto a su
Redentor, cerca de Aquel que todo lo puede, todo
lo sabe y que desea curar nuestros males, aliviar
nuestras heridas y derramar su consuelo divino en
nuestros corazones.

Es un gozo que supera toda alegría humana, porque
simplemente es el gozo de Dios, que se comunica
con plenitud a nuestras almas.

¡Gracias, Jesús Eucaristía! Mil gracias por
concederme esta alegría íntima y profunda de
vivir estos momentos de oración cerca de Ti,
bajo el influjo de tu amor misericordioso que
nos ama, nos purifica y nos santifica.

¡Un momento cerca de ti, vale más que miles de
años lejos de tu santificadora presencia.

¡Te amo, Jesús Eucaristía! y gracias por permitirme
vivir estos momentos cerca de ti.
Amén.

CALENDARIO LITÚRGICO

22 de mayo. VI Domingo de Pascua. Santa Rita de Casia, Patrona de los Imposibles

23 de mayo. Lunes 6 de Pascua. San Juan Bautista Rossi

24 de mayo. Martes 6 de Pascua. María Auxiliadora

25 de mayo. Miércoles 6 de Pascua. Vicenta María López Vicuña

26 de mayo. Jueves 6 de Pascua. San Felipe Neri, Presbítero

27 de mayo. Viernes 6 de Pascua. San Agustín de Canterbury

28 de mayo. Sábado 6 de Pascua

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.