Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo. Corintios 2 4:6

Monseñor Fernández: Un Año Jubilar para la renovación de la vida cristiana

Con ocasión de los 800 años de la aparición de la imagen de la Virgen de Cortes, el Papa Francisco, a petición de Don Ángel Fernández Collado, Obispo de Albacete, ha concedido un Año Jubilar a la diócesis. “Un año Jubilar – señala Monseñor Fernández – que es un tiempo de renovación de la vida cristiana, en este caso, sintiendo la cercanía de la Madre de Jesús, la Virgen de Cortes”.

Ciudad del Vaticano, 17 de octubre 2021.- “Estamos viviendo este Año Jubilar con tres miradas: Teniendo presente la historia de la devoción mariana en torno a Cortes, viendo el hoy de la Iglesia y sociedad, y con la mirada al futuro de la evangelización, y futuro de la devoción de la Virgen”, lo dijo Monseñor Ángel Fernández Collado, Obispo de Albacete, España, explicando las iniciativas del Año Jubilar Mariano en honor de la Bienaventurada Virgen María, bajo la advocación de la Virgen de Cortes, que fue concedido por el Papa Francisco, a través de la Penitenciaría Apostólica. Este Año de gracia inició el pasado 26 de agosto con la apertura de la Puerta Santa del Santuario de Cortes, la celebración central se tendrá el 1 de mayo de 2022 y la clausura del Año Jubilar será el 8 de septiembre de 2022.

Una antigua devoción mariana
El Obispo de Albacete recordó como en varios inventarios de «papeles» de la orden militar de San Juan de Malta se registra un privilegio, seguramente perdido, que da a conocer que el rey don Fernando, la reina y el infante don Alfonso donaron a los frailes de la encomienda de Calasparra la ermita de Nuestra Señora de Cortes y la dehesa aneja, situadas cerca de la villa de Alcaraz y dentro de su alfoz. En algunos asientos se anota que el documento estaba fechado el 16 de agosto de 1260 y en otros solamente se cita el año, «mil doscientos y sesenta». Asimismo, el Prelado señaló que, la aparición/hallazgo de la imagen tuvo lugar el 1 de mayo de 1222 en la dehesa de Cortes, que pertenecía a la orden militar de San Juan de Malta y dependía directamente del comendador de Calasparra.

La devoción a Nuestra Señora de Cortes
Monseñor Ángel Fernández explicó que, al llegar a Albacete como Obispo, se encontró con una gran devoción a la Virgen María, sobre todo, en este gran Santuario que tiene mucha visita. “La gente peregrina hacia Alcaraz para encontrarse con esta Virgen milagrosa y, sobre todo, el gran milagro es que aparece su imagen hace ahora 800 años. Por tanto, 800 años de devoción a la Virgen de Cortes, de acercarse a Ella constantemente con muchas peregrinaciones. Bueno, es la Madre del Señor y durante tantos años ha acompañado a estas gentes, también en la diócesis vecina, hay muchas peregrinaciones constantemente de parroquias, diócesis, jóvenes, cofradías, hermandades y sobre todo personas”. Aquí destaca, yo diría pues, muchas madres que en cuanto nacen los niños traen a sus hijos o la abuela a su nieto, pues a presentárselo y pedir la intercesión, la ayuda, pues, de la Virgen, Nuestra Señora de Cortes.

Bienaventurada Virgen María, bajo la advocación de la Virgen de Cortes

Carta Pastoral “Con María, apóstoles y discípulos misioneros”
El Obispo de Albacete también explicó que, con ocasión del Año Jubilar ha enviado una Carta Pastoral que lleva por título “Con María, apóstoles y discípulos misioneros”. Comenzamos este curso, afirmó el Prelado, en el Año Jubilar y lo hacemos de la mano y bajo la protección de María. “Sabiendo que esa es nuestra tarea también partiendo de María, de su llamada a hacer lo que Él nos diga para renovar el sentido cristiano de la vida, para unirnos más íntimamente a Jesucristo y para sentirnos, pues, muy queridos, protegidos y ayudados por nuestra Madre del Cielo aquí”. Pues, es una devoción ya importante porque a partir de la aparición de una imagen tallada en la madera de encina, entre un encinar, la Virgen sedente, pues desde ese momento comienza la devoción, son 800 años de devoción a esta imagen que poco a poco, primero tuvo una ermita y luego se fue convirtiendo en algo más grande, un Santuario, para acoger a tantas peregrinaciones.

El Papa concedió este Año Jubilar para la renovación de la fe
Ante esta gran devoción de los fieles, afirmó Monseñor Fernández, vi la necesidad de ayudar a la renovación del pueblo cristiano, pues solicitando al Papa Francisco la concesión de un Año Jubilar. “Ciertamente, lo concedió el Santo Padre inmediatamente, tuvimos la apertura el 26 de agosto, sencilla, también a través de la televisión, de Canal 13, que llego a muchísima gente, mucha gente, también en Youtube, que ha hecho mucho bien y vamos caminando metidos en este Año Jubilar y en un montón de actos, de expresiones religiosas, de peregrinaciones. Son 8 siglos de presencia de la Virgen María a través de esa imagen que es la misma entonces, se ha conservado gracias a Dios intacta, han pasado guerras y etcétera, la Virgen era protegida, ocultada mientras había estas contiendas y de nuevo pasaban los momentos de guerra y ahí seguía la Virgen y sigue ahora siendo objeto de atención, de llamada, de esperanza y de gozo para todos”.

Un año de iniciativas para vivir un tiempo de gracia
El Obispo de Albacete señaló que, en este Año Jubilar y sobre todo, en torno a la Virgen de Cortes se han organizado peregrinaciones, ya las había, pero ahora son constantes y van viniendo muchas otras, tenemos ya programado, jubileos para los jóvenes, para las cofradías, hermandades, parroquias, etc. Luego hay una serie de exposiciones de objetos religiosos, de imágenes en torno a la Virgen de Cortes, cómo ha ido evolucionando en el tiempo. Hay también esa costumbre de vestir a la Virgen con diversos mantos, etcétera, respetando su ser original. Hay la Misa todos los domingos y ahora bueno, siempre cada día que viene un grupo, entrando por la Puerta Santa ganando las indulgencias concedidas por la Iglesia y por el Santo Padre. “Este año María nos envía también a ser testigos del amor de Dios en nuestra vida cristiana y arroparnos con su protección y cariño, para que todos en Cristo vivamos pues una vida cristiana y ayudemos a los demás”.

Renato Martinez
Imagen: Apertura de la Puerta Santa
del Santuario de Nuestra Señora de Cortes, Albacete, España

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *