Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo. Corintios 2 4:6

Monseñor Argüello: La Visita ad Limina, ocasión para profundizar en el diálogo

“La Visita ad Limina del último grupo de Obispos españoles, los desafíos de la Iglesia en España, los encuentros en los diferentes Dicasterios de la Santa Sede y las medidas de la CEE para combatir los abusos”, son algunos de los temas al centro de la entrevista con Monseñor Luis Javier Argüello García, Obispo Auxiliar de Valladolid y Secretario General de la Conferencia Episcopal Española (CEE).

Ciudad del Vaticano, 29 de enero 20222.- “Lo fundamental del encuentro con el Papa fue el ambiente de fraternidad Episcopal, de vernos presididos por el Sucesor de Pedro, alentados en nuestra propia vida como sucesores de los Apóstoles, confirmados en la fe y; sobre todo, muy animados a vivir con esperanza el momento singular de la evangelización que vivimos en cada uno de los lugares del mundo”, lo dijo Monseñor Luis Javier Argüello García, Obispo Auxiliar de Valladolid y Secretario General de la Conferencia Episcopal Española (CEE), comentando el encuentro con el Papa Francisco a conclusión de la Visita ad Limina Apostolorum, del último grupo de Obispos españoles, a quienes recibió en audiencia la mañana de este viernes 28 de enero de 2022.

El encuentro con el Papa en un ambiente de fraternidad Episcopal
El Secretario General de la CEE señaló que, la audiencia con el Santo Padre se vivió en un clima de fraternidad Episcopal, donde los Prelados españoles pudieron expresar sus preocupaciones y expectativas a partir de la manera de ser del Papa Francisco, que les ha permitido poder afrontar diversos asuntos. “Así – indicó Monseñor Argüello – ha surgido la preocupación por la evangelización en este momento de nuestra vida eclesial, de nuestra sociedad española. También una preocupación especial por la transmisión de la fe, por el mundo de los jóvenes. Como también todo lo que la pandemia está suponiendo, sus diversas consecuencias tanto en el ámbito social, como también en la participación presencial en la vida de la Iglesia”.

El Obispo Auxiliar de Valladolid también dijo que, los Señores Obispos presentaron algunas cuestiones más concretas referidas a la propia vida sacramental, a la atención a las personas en sus diversas situaciones, a la problemática que experimentamos de lo que el propio Papa llama colonialismo ideológico, las influencias de tantas corrientes de pensamiento que llenan este mundo. “Todos estos asuntos – agregó el Prelado – los hemos ido desgranando, pero insisto yo, subrayo especialmente y me hago eco de lo que dicen mis hermanos Obispos, que ha sido, sobre todo, un encuentro que nos ha animado mucho a seguir con nuestro ministerio apostólico”.

La urgencia de la evangelización y la transmisión de la fe
Asimismo, Monseñor Luis Argüello señaló que, los desafíos que la Iglesia en España tiene que afrontar, tienen bastante que ver con los diálogos de los propios Obispos, que en los meses anteriores concluyeron en las Orientaciones del trabajo Pastoral de la propia Conferencia Episcopal, para el cuatrienio que comenzábamos con este curso 21-22. “En este sentido, nosotros somos conscientes de que tenemos un principal desafío que es el anuncio del Evangelio y la transmisión de la fe, especialmente a las jóvenes generaciones. Somos conscientes de vivir en una sociedad desvinculada, que poco a poco va viendo cómo se experimenta una fractura de vínculos; tanto en el orden personal, como en el orden familiar, como en el orden social. Y desde ahí, nosotros tenemos la convicción de la importancia que tiene hoy el anuncio del Dios viviente, del Dios Trinidad, el que es fuente de comunión”.

La evangelización pasa por el testimonio de los laicos
En esta Visita ad Limina, los Obispos españoles han tenido la oportunidad de exponer sus preocupaciones ante los diversos Dicasterios de la Curia Romana. “Una de ellas es la situación de la familia ante la caída del índice de matrimonios, del número de matrimonios que se contraen en España, tanto matrimonio sacramento, como incluso de matrimonio civil”. Como también la preocupación que tenemos después de haber vivido un gran Congreso de Laicos, justo hace 2 años, cuando estaba a punto de estallar la pandemia y el confinamiento. Entonces, yo creo que desde ahí también vemos un gran desafío en promover la propia vocación laical, porque somos conscientes de que la evangelización pasa por ese testimonio de los laicos en sus ambientes e instituciones.

Los nuevos Ministerios y preocupación por los migrantes
Otro de los temas que se afrontó en la Visita de los Obispos españoles fue sobre la novedad recientemente estrenada – incluso aquí en Roma por el Papa, el domingo pasado – de la institución del Ministerio del Catequista, de Lectores y Acólitos, con una comprensión diferente en este momento, de lo que significaban estos Ministerios solo para candidatos al Orden Sagrado. Vemos, por ejemplo, afirmó Monseñor Argüello, muchas de las Diócesis que hemos venido tienen múltiples parroquias muy pequeñas dónde es difícil asegurar que haya Eucaristía todos los domingos; entonces estos nuevos Ministerios nos dan la oportunidad de impulsar las celebraciones dominicales, para celebrar el domingo en ausencia de un presbítero, de un sacerdote.

Asimismo, señaló el Secretario General de la CEE, se trató de las consecuencias sociales de la crisis y en el Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral se habló de la problemática de los inmigrantes que llegan a España, de las personas especialmente afectadas por la crisis, de la situación de ancianos y de muchas personas que viven solas; como también se ha resaltado el papel vivido en estos meses por la Pastoral de la Salud, por los capellanes, que se han hecho y se hacen presentes en los hospitales.

“Puedo dar testimonio de que, los cuatro grupos de los Obispos españoles se han ido muy contentos de la forma en la que se ha desarrollado la Visita ad Limina, que, además, ha sido una ocasión para profundizar en el diálogo también entre nosotros, en los cuatro grupos de Obispos de España que hemos venido a Roma, en esta Visita ad Limina Apostolorum”.

Criterios formativos para la prevención de abusos
Sobre el tema de la protección de menores y los casos de abusos, el Secretario de la CEE dijo que, “directamente en la reunión que hemos tenido con el Santo Padre el asunto no ha salido, pero si ha salido en algunos de los Dicasterios. Entonces, nos hemos visto confirmados en la línea que la Conferencia Episcopal quiere seguir, que sean las Diócesis y las congregaciones religiosas, las protagonistas de la acogida de las víctimas, que es lo que más nos importa, de la puesta en marcha de todo lo que tiene que ver con los criterios formativos para la prevención, de todo lo que tiene también que ver con la escucha y la acogida de las víctimas.

Asimismo, el Obispo Auxiliar de Valladolid, dijo que la Iglesia en España tiene conocimiento de sucesos, aunque hayan ocurrido en tiempo remoto, podemos decir, en qué hayan pasado incluso algunas décadas, ver la importancia de abordar esa situación para que no de pie a que pudieran ocurrir situaciones similares. “Y, sobre todo, lo que estamos viendo, gracias a Dios en los últimos años, es que, desde la decisión firme tomada por todos, de la colaboración con las autoridades públicas, de la denuncia en cuanto surge cualquier tipo de asunto, pues yo creo que esta problemática que es dolorosa, que vemos como afecta a la credibilidad y a la autoridad de la Iglesia, pues yo creo que está siendo bien encauzada por todos nosotros”.

No a un uso mediático y político de los abusos
“Luego, es verdad que estamos asistiendo también a un uso de esta situación – precisó el Prelado – un uso mediático, un uso político en estas últimas horas y eso nos preocupa. No solo por lo que afecta a la vida de la Iglesia y sin abordar la problemática de los abusos en el conjunto de la sociedad; sino, sobre todo, porque nos parece especialmente doloroso que se pudiera utilizar, incluso, la situación de las víctimas en la disputa política, en la confrontación propia del Parlamento o de la vida social y política española”.

La importancia de la formación para la prevención
Yo creo que de los diálogos mantenidos en las Congregaciones que están más directamente afectadas con esta problemática, agregó Monseñor Argüello, nos vemos animados a seguir en esta línea de trabajo y, por supuesto, a mantenernos especialmente vigilantes para que estos asuntos no pudieran darse, pero nosotros mismos somos conscientes de lo que significa la fragilidad humana, el pecado, en la vida de las personas. Por tanto, hay que estar dispuestos a atajar estas situaciones y, sobre todo, hacer una propuesta de formación en todos los ministros eclesiales, ya sean sacerdotes o laicos o consagrados que tienen relación con niños, con adolescentes, con jóvenes, pues todo lo que pueda ayudar a la formación para prevenir estos comportamientos tan execrables.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.