Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo. Corintios 2 4:6

Los Reyes se fijan en los niños vulnerables

La Comunidad de Sant’Egidio, la Fundación Madrina o Cáritas Diocesana de Madrid ayudan a Melchor, Gaspar y Baltasar en su reparto para que ningún pequeño se quede sin regalo. También han pisado el barro de la Cañada Real.

6 de Enero de 2022.- Aunque este jueves día 6 es su día, cuando se harán presentes en muchas iglesias de Madrid para adorar a Jesús, sus majestades los Reyes Magos de Oriente llevan tiempo entre nosotros. Antes y después de participar en las tradicionales cabalgatas –volvieron con alguna restricción a pesar de ómicron– y dejar unos presentes en cada hogar en la noche del 5 al 6 de enero, Melchor, Gaspar y Baltasar se han fijado en los niños más vulnerables, que sufren, junto con sus padres, dificultades económicas y sociales, falta de vivienda e, incluso, de luz eléctrica. En la Cañada Real estuvieron la semana pasada gracias a la Fundación Madrina, que los llevó hasta allí en una furgoneta cargada de regalos. No les importó mancharse los pies del barro propio de las calles sin asfaltar con tal de tocar la ilusión de los más pequeños. «Hay que tener en cuenta que son los niños que más han padecido el frío, la falta de luz… Y, de pronto, se encuentran con los Reyes Magos y juguetes. Alguna niña recibió, por primera vez, una muñeca», explica a Alfa y Omega Conrado Giménez, presidente de la Fundación Madrina.

Desde esta organización también han ayudado a los Magos a encontrar a las familias que, tras pasar por las colas del hambre, han conseguido acomodo en municipios con problemas de despoblación, donde han iniciado una nueva vida. «Los niños habían escrito sus cartas y al comprobar que le traían lo que habían pedido estaban felices. Me recordaban a mí, cuando era pequeño», explica Giménez.

La Fundación Madrina continuó esta semana echando una mano a los tres sabios de Oriente. El martes estuvieron en la plaza de la parroquia de Santa Micaela y San Enrique con 400 niños de familias que ayudan habitualmente. Hasta el 7 seguirán en ruta por pueblos y pisos de acogida. En total, repartirán unos 8.000 regalos para niños de entre 0 y 14 años. «En estas fechas nos piden, además de comida, regalos. Los niños tienen derecho a reír y a jugar», concluye Giménez.

Melchor, Gaspar y Baltasar también se harán presentes entre este jueves y el viernes en las tres Escuelas de Paz de la Comunidad de Sant’Egidio en Madrid, concretamente en Pan Bendito, Lavapiés y en la zona de Malasaña, muy cerca de la iglesia de referencia de la comunidad, Nuestra Señora de las Maravillas. En ellas atienden –fundamentalmente con apoyo escolar y ocio– a 150 niños de familias en dificultad con una importante presencia de niños migrantes y de etnia gitana. «Hacemos una fiesta en el espacio de la escuela, con un desayuno o merienda con roscón y chocolate caliente, y los Reyes Magos entregan los regalos. Previamente se recogen las cartas de los niños para que ese día tengan un regalo personalizado, pensado para ellos», explica Carlos Busto, responsable de las Escuelas de Paz.

De lo que se trata, continúa Busto, es de acompañar a las familias en dificultad en todos los momentos del año, también en esos. «Queremos ser la familia de los pobres y de los niños. Queremos ser sus amigos. Queremos que nos sientan como su familia, y por eso estamos con ellos en vacaciones y estos días especiales», añade.

También desde Cáritas Diocesana de Madrid se han organizado encuentros especiales con los Magos de Oriente para los niños que participan en sus colonias, como ha sido en el caso de la Vicaría III. Además, un grupo de la entidad eclesial se hizo presente en la cabalgata del distrito de Latina con gorros blancos y el logo de Cáritas y un mensaje muy especial: «Qué sería de la Navidad sin Cristo». Además, el próximo lunes, 10 de enero, se hará el reparto de regalos en algunos de los centros de menores.

Sin ayudas
La Fundación Madrina se ha quedado sin subvención nominativa en los presupuestos del Ayuntamiento de Madrid de 2022. Fue una de las condiciones que el Grupo Mixto puso al Gobierno municipal para apoyar las cuentas. Desde el consistorio recuerdan que la fundación podrá solicitar ayudas de concurrencia competitiva.

Fran Otero (Alfa y Omega)
Imagen: Sus Majestades estuvieron la semana pasada
en la Cañada Real.
(Foto: Fundación Madrina)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.