Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo. Corintios 2 4:6

Francisco: «Soñar juntos para llevar la esperanza al mundo»

En un mensaje a las «Semanas Sociales» de Francia, el Papa invita a «no tener miedo a soñar» de forma compartida. Sólo así, de hecho, será posible crear «una nueva realidad» que proteja los derechos de los más pobres y la belleza de la Creación.

Ciudad del Vaticano, 26 de noviembre 2021.- «Cuando sueñas solo, es solo un sueño; pero cuando sueñas con otros, es el comienzo de una nueva realidad»: el Papa Francisco elige esta cita del fallecido arzobispo brasileño Dom Hélder Câmara, un gigante del compromiso con la justicia y la protección de los derechos de los más vulnerables, para abrir su mensaje en el 95º encuentro anual de las Semanas Sociales de Francia, en marcha desde hoy hasta el domingo en Versalles y celebrado de manera online. Firmado por el cardenal secretario de Estado, Pietro Parolin, el documento se inspira en el tema del evento: «Nos atrevemos a soñar con el futuro». Cuidar de las personas y de la tierra», para ofrecer una reflexión sobre la importancia de los sueños.

Escuchar la voz de los más pobres
«No debemos tener miedo de soñar», subrayó el Papa, «sobre todo si este sueño se comparte y se lleva a cabo conjuntamente». De ahí la referencia a los grandes sueños descritos en la Exhortación Apostólica Postsinodal «Querida Amazonia», a saber: el sueño de «una sociedad que luche por los derechos de los más pobres», para que «se escuche su voz y se promueva su dignidad»; el sueño de un mundo capaz de preservar su «riqueza cultural» y de hacer «brillar la belleza humana de muchas maneras».

Nuevamente, el Pontífice espera una sociedad que «preserve celosamente» la Creación y que «acoja el mensaje evangélico», es decir, «el anuncio de que Dios ama infinitamente a todo ser humano».

La esperanza abre los grandes ideales de la verdad y la justicia
Compartir los sueños, añade Francisco, significa poner en práctica «la cultura del encuentro»: un elemento muy esencial en un mundo abrumado por casi dos años de pandemia. En este contexto, subraya el Papa, «es urgente pensar en un futuro que haga vivir a la gente en la esperanza». Y a los cristianos les corresponde «llevar esta hermosa virtud al mundo», en «un momento decisivo para el futuro». La esperanza es audaz -reiteró el Pontífice, recordando su Encíclica «Fratelli tutti»-, sabe mirar más allá de las comodidades personales para abrirse a los grandes ideales que hacen la vida más bella y digna». Es «una sed, una aspiración, un deseo de plenitud, de una vida exitosa que llena el corazón y eleva el espíritu hacia cosas grandes como la verdad, la bondad, la belleza, la justicia y el amor».

Promover el desarrollo integral de cada persona
De ahí el llamamiento final del Pontífice a todos los participantes en el encuentro para que sepan «apoyar, defender y promover el cuidado de la Creación y de las personas más frágiles», junto con «el desarrollo integral de toda persona, también en su dimensión espiritual fundamental». Finalmente, el Papa confía el evento a la intercesión de la Virgen María.

Los objetivos de las Semanas Sociales
Presididas por la señora Dominique Quinio, a quien el Papa dirige su mensaje, las Semanas Sociales de Francia tienen su origen en 1904. Desde entonces -se lee en su página web- representan «un espacio de encuentro, formación y debate para todos aquellos que, a través de su acción y reflexión, buscan contribuir al bien común a partir del pensamiento social cristiano».

Isabella Piro

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.