Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo. Corintios 2 4:6

Francisco: hay que privilegiar el lenguaje de la cercanía

El Santo Padre recibió a los participantes del Capítulo General de la Congregación Notre Dame Canonesas de San Agustín, reflexionando sobre el apostolado de la educación, la evangelización a los jóvenes, y la cercanía a los pobres.

Ciudad del Vaticano, 24 de enero 2022.- “Junto a ustedes doy gracias al Señor por la obra de su Espíritu que se manifiesta en su carisma educativo, al servicio de las nuevas generaciones y de las familias, por un humanismo integral y un mundo más fraterno”, expresó el Papa Francisco a las participantes del Capítulo General de la Congregación Notre-Dame Canonesas de San Agustín a quienes recibió la mañana de este lunes.

Recordando la misión de sus fundadores San Pierre Fourrier y la Beata Alix Le Clerc, les alentó en el compromiso “con la educación popular, la educación en la fe, la educación en la justicia y la cercanía a los pobres”.

“En los distintos países en los que trabajan, los animo a ser discípulos misioneros y comunidades de esperanza y alegría, ya que el gran peligro del mundo actual, con su múltiple y agobiante oferta de consumo, es una tristeza individualista que brota de un corazón cómodo y avaro, de la búsqueda enfermiza de placeres superficiales, de una conciencia aislada, el drama de la conciencia aislada. Cuando la vida interior se encierra en los propios intereses, no hay lugar para los demás, los pobres ya no entran», dijo Francisco.

El tema del actual Capítulo General de esta congregación es «El Pacto Educativo de la Congregación Notre-Dame”. Por lo que, el Papa les invitó a reflexionar “sobre las nuevas formas posibles de llegar a los jóvenes en su realidad cotidiana, para contribuir a su desarrollo integral”.

«Frente a los desafíos y peligros que amenazan a los jóvenes, espero que su compromiso y entusiasmo, forjados en la fuerza del Evangelio, les devuelva el gusto por la vida y el deseo de construir una sociedad digna de ese nombre” (cf. Fratelli tutti, 71).

Además, les pidió encontrarse con Cristo en la oración y la adoración, para “alcanzar una mirada positiva, una mirada de amor y una mirada de esperanza, una mirada compasiva, una mirada tierna al mundo, prestando especial atención a los estratos más desfavorecidos de la sociedad”.

Asegura el Santo Padre que el apostolado de esta manera dará frutos de calidad, “contribuyan a abrir nuevos horizontes y a crear espacios de fraternidad”.

Finalmente, ante la crisis que ha causado la pandemia del covid-19, impactando también la educación y los jóvenes, las exhortó «a estar más cerca de las personas que experimentan el aislamiento, la tristeza y el desánimo. En efecto, hay que privilegiar el lenguaje de la cercanía, el lenguaje del amor desinteresado, del amor relacional y existencial que toca el corazón, llega a la vida, despierta la esperanza y los deseos».

Vatican News

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.