Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo. Corintios 2 4:6

Francisco a Europa: Abramos la puerta de nuestro corazón a los refugiados

En la audiencia general de esta mañana el Papa Francisco volvió a instar con fuerza a la acción compartida para aliviar el drama de los migrantes en la zona del Mediterráneo. En el Aula Pablo VI había algunas de las personas recibidas en Italia tras el último viaje apostólico a Chipre y Grecia: «Asumiremos la responsabilidad como Iglesia en los próximos meses».

Ciudad del Vaticano, 22 de diciembre 2021.- El Papa Francisco reiteró la necesidad de un compromiso concreto y general para afrontar el fenómeno migratorio, especialmente en la zona del Mar Mediterráneo, que ha vuelto a ser testigo de una nueva tragedia en medio del silencio general. En una semana, más de 160 prófugos se ahogaron en el tramo de mar entre Libia y la isla italiana de Lampedusa. En la audiencia general de esta mañana el Pontífice hizo un nuevo y sentido llamamiento a toda la comunidad internacional.

La acogida como responsabilidad compartida
Durante mi viaje a Chipre y Grecia – dijo el Santo Padre – pude tocar con mis propias manos, una vez más, la humanidad herida de los prófugos y de los migrantes. También he visto cómo sólo unos pocos países europeos están soportando la mayor parte de las consecuencias del fenómeno migratorio en la zona del Mediterráneo, cuando en realidad se trata de una responsabilidad compartida, de la que ningún país puede eximirse».

El Papa recordó entonces cómo, «gracias a la generosa apertura de las autoridades italianas», pudo traer a Roma a un grupo de personas que conoció durante su último viaje. «Hoy algunos de ellos están aquí entre nosotros. ¡Bienvenidos!”.

Nos ocuparemos de ellos, como Iglesia, en los próximos meses. Es “una pequeña señal», subrayó, «que espero que sirva de estímulo para otros países europeos, para que permitan a su Iglesia local hacerse cargo de otros hermanos y hermanas que necesitan urgentemente ser reubicados».

Abrir una puerta a los migrantes
Otra necesidad destacada por el Papa Francisco fue, tras la acogida, la de la integración de los migrantes.

“Hay muchas Iglesias locales, congregaciones religiosas y organizaciones católicas que están dispuestas a acogerlos y acompañarlos hacia una integración fructífera. ¡Sólo tienen que abrir una puerta!”

Giancarlo La Vella
Imagen: El Papa durante la Audiencia General del 22 de diciembre

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *