Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo. Corintios 2 4:6

Francisco a esrilanqueses: “Gracias por vuestro testimonio»

Hace tres años, en el Domingo de Resurrección, unos atentados enlutaron al pueblo esrilanqués. Este lunes peregrinos esrilanqueses en Italia se encontraron con el Papa, quien les agradeció su testimonio y realizó un llamamiento a las autoridades del país para aclarar los hechos.

Ciudad del Vaticano, 25 de abril 2022.- “El motivo que los ha convocado aquí es el aniversario de los trágicos eventos que, en el día de Pascua de 2019, han sembrado muerte y terror en Sri Lanka”. Así se dirigió, este lunes 25 de abril, el Papa Francisco a los esrilanqueses que, desde Roma y desde varias partes de Italia, llegaron en peregrinación a la tumba de San Pedro, guiados por sus pastores.

“Es un gesto de fe y es también un lindo testimonio. Les agradezco por esto”, reconoció el Santo Padre, quien recordó que hoy ofrecieron el Sacrificio Eucarístico, presidido por el Cardenal Malcolm Ranjith en la Basílica Vaticana a las 10 de la mañana, arzobispo de Colombo (Sri Lanka), “en sufragio de las víctimas de aquellos terribles atentados, y han rezado por cuantos permanecieron heridos – algunos de los cuales están aquí presentes- y por los familiares, como también por todo el pueblo di Sri Lanka”. Con todo el corazón -afirmó el Pontífice- me uno a vuestra oración.

Al reflexionar sobre la frase que el Señor Resucitado repite (“La paz sea con vosotros”), el Papa consideró que “Él es nuestro salvador, solo Él” y que, ante el horror y el absurdo de ciertos actos, que parecen imposibles de cometer por los hombres, se hace evidente la obra del Maligno.

Y así -prosiguió el Pontífice- entendemos por qué el Hijo de Dios, el Inocente, el Santo, el Justo, tuvo que morir crucificado para salvarnos. Como recordó Francisco, Jesús “asumió no solo la muerte, sino la crueldad del mal, del odio, de la violencia fratricida. Su Cruz y su Resurrección son una luz de esperanza en la más densa oscuridad. Recemos hoy por todas las víctimas de la violencia y la guerra, especialmente del terrorismo”.

En su alocución, Francisco expresó su deseo de rezar por la patria de los esrilanqueses que -evoca- “tuve la alegría de visitar en enero de 2015”. Recemos -invitó- por los gobernantes, por cuantos tienen responsabilidades sociales y educativas y por todo el pueblo. Auguró “que las presentes dificultades pueden encontrar solución con el compromiso y la colaboración de todos”. Recemos -añadió- por la Iglesia en Sri Lanka: por la intercesión de María Santísima sea llenada del Espíritu Santo y anuncie con alegría el Evangelio de Cristo Salvador.

Antes de concluir sus palabras, el Papa les agradeció, una vez, su testimonio. No quisiera terminar aquí -expresó Francisco- sin hacer un llamamiento a las autoridades de su pueblo. “Por favor, por el bien de la justicia, por el bien de su pueblo, que se aclare de una vez por todas quiénes fueron los responsables de estos hechos: esto traerá paz a su conciencia y a su país”, sostuvo.

De corazón, extendió su bendición a cada uno de los peregrinos, sus familias y, como siempre, les pidió que no se olvidaran de rezar por él.

La Iglesia aún pide claridad por los hechos acaecidos
En una visita a la sede de Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) en Alemania, el Cardenal Malcolm Ranjith concedió una entrevista a dicha institución en la que se refirió a los atentados de 2019. A raíz de la investigación del gobierno de Sri Lanka sobre este asunto, se han presentado alrededor de 23.000 cargos contra 25 personas; no obstante, la Iglesia Católica “no está convencida de que se haya hecho justicia a los 269 muertos y 500 heridos”.

Además de la importancia de la oración continua, enfatizada por Ranjith, el purpurado destacó el daño que estos sucesos provocaron a la comunidad católica esrilanquesa y confirmó que quieren “saber la verdad”, “vivir la verdad”.

VATICAN NEWS
Imagen: El Papa Francisco asiste a una reunión
en la Basílica de San Pedro con los miembros de la comunidad esliranquesa residente en Italia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.