Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo. Corintios 2 4:6

El Papa dona respiradores para el Hospital Católico de Eswatini, África

El material sanitario fue destinado al Hospital Católico del Buen Pastor de Siteki, en el estado de Eswatini, al sur de África, para que pueda combatir la pandemia de la mejor manera posible. El obispo de Manzini (la capital) monseñor José Luis Ponce de León, agradeció al Papa su papel activo y orientador en esta difícil etapa de la vida humana.

Ciudad del Vaticano, 13 de agosto 2021.- Dos respiradores pulmonares portátiles, diez cajas de mascarillas quirúrgicas, diez cajas de mascarillas N95 y algunos saturómetros: esta es la donación realizada por el Papa Francisco al Hospital Católico «Buen Pastor» de Siteki, en Eswatini (una pequeña monarquía sin litoral del sur de África) para que pueda luchar mejor contra la pandemia del Covid-19. La noticia fue difundida el 11 de agosto por el obispo de Manzini (Suazilandia) monseñor José Luis Ponce de León, quien en su blog personal escribió: «Desde el inicio de esta pandemia que afecta a todo el mundo, el Papa Francisco ha tomado un papel activo y protagonista, ya sea suspendiendo las audiencias generales como lanzando un llamamiento al mundo para la oración.

Monseñor de León recordó en particular la «Statio Orbis» presidida por el Pontífice, completamente solo, en la Plaza de San Pedro el 27 de marzo de 2020: «Era la imagen de un mundo que vive aislado -explicó-, pero al mismo tiempo la imagen de un pastor que permanece cerca de su rebaño».

Cuando las vacunas estuvieron disponibles -añadió el prelado- el Papa «recibió la vacuna e instó al mundo a hacer lo mismo, definiendo la vacunación no sólo como un salvavidas, sino también como una opción ética».

El Pontífice, además, dijo Monseñor de León, pidió reiteradamente el «acceso universal a las vacunas», instando a una «suspensión temporal de los derechos de propiedad intelectual». «La oración, las vacunas y la solidaridad» fueron, por tanto, los instrumentos invocados por el Santo Padre contra la pandemia, subrayó el prelado: indicaciones por las que «le estamos profundamente agradecidos» -añadió- «así como por el material que nos ha sido donado».

«En este punto -concluyó monseñor Manzini- me vienen a la memoria las palabras de Jesús al final de la parábola del buen samaritano: «Ve y haz tú lo mismo»». El ejemplo del Papa Francisco, de hecho, «no es sólo para los líderes religiosos, sino para todos nosotros: como buenos samaritanos de hoy, estamos llamados a la oración, a respetar los protocolos antivacunas, a vacunarnos, a animar a otros a hacer lo mismo y a apoyar a los necesitados». Por último, el prelado impartió una bendición a todos los trabajadores sanitarios y médicos del hospital católico de Siteki.

Cabe recordar que, hasta la fecha, se han producido más de 34.000 casos de coronavirus en Eswatini, con más de 900 muertes. En enero, con la explosión de la llamada «variante sudafricana» del virus, entraron en vigor durante quince días las medidas restrictivas contra el coronavirus, que llevaron a la suspensión de las misas con concurrencia de personas. Mientras tanto, la campaña de vacunación avanza lentamente: hasta la fecha, sólo algo más del 7% de la población ha recibido la doble dosis de la vacuna.

Vatican News
Imagen: Material sanitario donado por el Papa Francisco

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *