Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo. Corintios 2 4:6

El Papa a Kirill: seamos artífices de paz para Ucrania devastada por la guerra

Francisco envía un saludo de Pascua al Patriarca de Moscú: «Que el paso de la muerte a la nueva vida en Cristo se haga realidad para el pueblo ucraniano, que anhela un nuevo amanecer que ponga fin a la oscuridad de la guerra».

Ciudad del Vaticano, 25 de abril 2022.- «¡Querido hermano! Que el Espíritu Santo transforme nuestros corazones y nos convierta en verdaderos artífices de la paz, especialmente para la Ucrania desgarrada por la guerra, para que el gran paso pascual de la muerte a la nueva vida en Cristo sea una realidad para el pueblo ucraniano, que anhela un nuevo amanecer que ponga fin a la oscuridad de la guerra».

Este es el pasaje central de la carta que el Papa Francisco envió al Patriarca de Moscú y toda Rusia, Kirill, con motivo de la Pascua que algunas iglesias católicas y ortodoxas celebraron ayer, domingo 24 de abril, según el calendario juliano.

Carta de saludo del Papa
La breve carta de buenos deseos que el Papa envió también a otros patriarcas de las Iglesias orientales fue publicada por el sitio web oficial de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Patriarchia.ru.

En la carta, Francisco subraya que en este momento «sentimos todo el peso del sufrimiento de nuestra familia humana, aplastada por la violencia, la guerra y tantas injusticias». A pesar de ello, escribe, «seguiremos mirando con el corazón agradecido que el Señor ha tomado sobre sí todo el mal y todo el dolor de nuestro mundo».

Un testimonio creíble del Evangelio
«La muerte de Cristo -prosigue el Pontífice- fue el comienzo de una vida nueva y de la liberación de las ataduras del pecado, y una ocasión para nuestra alegría pascual, abriendo para todos el camino desde la sombra de las tinieblas a la luz del reino de Dios». La invitación es a rezar unos por otros «para dar un testimonio creíble del mensaje evangélico de Cristo resucitado y de la Iglesia como sacramento universal de salvación», para que «todos entren en el reino de la justicia, la paz y la alegría en el Espíritu Santo».

La videollamada del 16 de marzo
El último contacto directo entre el Papa y el Patriarca fue el 16 de marzo con una videollamada que tuvo lugar en presencia del cardenal Kurt Koch, presidente del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos, y del metropolita Hilarión de Volokolamsk, jefe del Departamento de Relaciones Exteriores del Patriarcado de Moscú. El encuentro, informó el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni, se centró en «la guerra en Ucrania y el papel de los cristianos y sus pastores para hacer todo lo posible para que prevalezca la paz». De hecho, el Papa llamó a actuar juntos para «detener el fuego» de la guerra en Ucrania, porque quienes «pagan la factura» son «los que son bombardeados y mueren». «La Iglesia no debe utilizar el lenguaje de la política, sino el lenguaje de Jesús», afirmó además Francisco.

Reunión aplazada
Según reveló el propio Papa Francisco en una reciente entrevista con el diario argentino La Nación, estaba previsto un encuentro con Kirill para el próximo mes de junio en Jerusalén. «Lamento -explicó el Papa- que el Vaticano haya tenido que cancelar un segundo encuentro con el Patriarca Kirill, que teníamos previsto para junio en Jerusalén. Pero nuestra diplomacia consideró que un encuentro entre nosotros en este momento podría traer mucha confusión». El Papa Francisco y Kirill, como se sabe, se reunieron una sola vez en 2016 en Cuba, en una sala del aeropuerto de La Habana, donde firmaron una declaración conjunta.

SALVATORE CERNUZIO
Imagen: El Papa Francisco se reunió con el Patriarca de Moscú, Kirill, en Cuba en febrero de 2016

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.