Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo. Corintios 2 4:6

El cardenal Osoro abre el Año Santo de san Isidro: «Es urgente promover la familia, defender el trabajo digno, cuidar la tierra…»

Pido que este Año Santo sea para Madrid un tiempo privilegiado para hacer memoria de san Isidro, para aprender a vivir desde el amor de Dios. Pido al Señor que este jubileo toque el corazón de todos los que vivimos aquí y de quienes nos visitan». Con estas palabras, el cardenal Carlos Osoro ha dado este domingo, 15 de mayo, el pistoletazo de salida al año jubilar concedido por la Santa Sede con motivo del 400 aniversario de la canonización del patrón de Madrid.

En una colegiata de San Isidro llena a rebosar, como no se veía desde antes de la pandemia, el arzobispo de Madrid ha asegurado que «la villa en la que él vivió se ha transformado en una gran ciudad», pero que «su testimonio y su compromiso cristiano tienen gran vigencia». «Es urgente promover el valor y la dignidad de la familia, defender el trabajo digno, cuidar la tierra…», ha aseverado en su homilía.

En esta línea, el purpurado ha mostrado «la alegría de la Iglesia que camina en Madrid» y de buena parte del mundo al contemplar a este «santo universal», «a un hombre de nuestro pueblo, a un esposo y padre, que cuidó esta tierra como obra de Dios, que supo vivir dignificando el trabajo humano, que supo contemplar el rostro del Señor y supo descubrir en Él a quien es meta de la historia y único Salvador del mundo».

«Que sea un año de compromiso personal y colectivo para pensar en el presente y en el futuro, para pensar en el diseño que deseamos dar al futuro y en los cimientos con los que queremos construirlo, conscientes siempre de nuestra historia», ha pedido, antes de animar a peregrinar a la colegiata, donde se encuentra el cuerpo incorrupto del santo, y a otros lugares en los que vivió.

«Animemos a conocer a Cristo»
Aludiendo a las lecturas proclamadas, las propias del V domingo de Pascua, el arzobispo ha recordado que «estamos llamados a abrir la puerta de la fe a todos los hombres» como hicieron Pablo y Bernabé o el propio patrón de Madrid. «Animemos a conocer a Cristo, a ver lo que Dios hace por nosotros, a perseverar en la fe. […] Cada uno tenemos una historia personal, hemos pasado por situaciones muy diferentes, pero […] Jesús se alegra de acogernos en su mesa, se alegra con nosotros. Y nos acoge como somos, imperfectos, con miserias».

Asimismo, el cardenal Osoro ha alentado a hacer de la Iglesia una «casa de familia», «en la que todos encuentren un sitio y descubran la cercanía y la presencia de Jesucristo», y a vivir «convencidos de que lo que salva al ser humano es la capacidad de amar y de sentirse incondicionalmente amado». «El que quiere vivir, elige amar», ha dicho usando palabras de san Agustín, y «esto es lo que eligió san Isidro».

La Misa organizada por la Real, Muy Ilustre y Primitiva Congregación de San Isidro de Naturales de Madrid ha sido concelebrada por, entre otros, el arzobispo emérito de Madrid, cardenal Antonio María Rouco Varela; el cardenal Aquilino Bocos; los obispos auxiliares de Madrid, monseñor Juan Antonio Martínez Camino, SJ, monseñor José Cobo y monseñor Jesús Vidal; el nuncio de Su Santidad en España, monseñor Bernardito Auza; los vicarios episcopales y el párroco de la colegiata, Ángel Luis Miralles.

Entre los presentes han estado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González; el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida; la presidenta de la Asamblea de Madrid, Eugenia Carballedo; la vicealcaldesa, Begoña Villacís; representantes de todos los partidos políticos, y autoridades militares.

Misa en la pradera y procesión
De la colegiata el purpurado se ha desplazado a los premios del Ayuntamiento de Madrid con motivo de esta fiesta y, de ahí, a la pradera de san Isidro (paseo de la Ermita del Santo, 74), donde ha presidido una Misa a las 13:00 horas.

En la misma pradera, la Delegación de Jóvenes y parroquias y jóvenes de la Vicaría VI organizan actividades como bendiciones de personas y objetos religiosos en la carpa de la archidiócesis, con rezo del rosario, a partir las 15:30 horas; la historia de san Isidro para niños a las 17:30 horas, o música y oración joven a las 19:30 horas.

También por la tarde, a las 19:00 horas, las imágenes del patrón de Madrid y su mujer, santa María de la Cabeza, saldrán en procesión desde la real colegiata de San Isidro, con su recorrido habitual por las calles del centro de la ciudad. Acompañarán la banda de música La Lira de Pozuelo y la banda de música de la Policía Municipal de Madrid.

Con independencia de estos actos y del resto de celebraciones previstas –que se pueden consultar en la web de la diócesis–, la Delegación Episcopal de Liturgia recuerda que, al coincidir con el V domingo de Pascua, en Madrid capital se traslada la celebración litúrgica de la solemnidad del patrón al lunes 16 de mayo, sin ser este día de precepto.

Indulgencia plenaria
Conforme al decreto de la Penitenciaría Apostólica, durante el Año Santo de san Isidro podrán lucrar la indulgencia plenaria los fieles que se acerquen al sepulcro del santo y cumplan las condiciones acostumbradas (Confesión sacramental, Comunión eucarística y oración por las intenciones del Sumo Pontífice).

R. PINEDO
Infomadrid
(Fotos: Ignacio Arregui)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.