Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo. Corintios 2 4:6

Crece la asignación tributaria a favor de la Iglesia, aunque la recaudación baja por la pandemia

El impacto económico de la pandemia hace que reciba cinco millones menos por el IRPF. Castilla-La Mancha es la comunidad donde más se marca la X y Madrid, la que más aporta.

3 de Marzo 2022.- La Conferencia Episcopal Española (CEE) presentó el pasado martes el avance de datos de la asignación tributaria a favor de la Iglesia en el IRPF de 2021 –correspondiente al ejercicio de 2020– con un balance positivo. Crece el número de contribuyentes que marcan la X hasta los 7.337.724, 40.000 más que el año anterior, que sumarían un total 8,5 millones si se tienen en cuenta las declaraciones conjuntas. Además, son cinco años consecutivos de subidas, con 220.000 contribuyentes más .

Sin embargo, este crecimiento no se ha visto reflejado en la recaudación, que se contrae en más de 5,5 millones de euros hasta los 295,5 millones que, en cualquier caso, es la segunda cifra más alta de la historia. En los últimos años se había ido superando récord tras récord hasta los más de 301 millones recogidos en la campaña de 2020.

El descenso se debe, según explicó el vicesecretario para Asuntos Económicos de la CEE, Fernando Giménez Barriocanal, al impacto de la pandemia que, además del alto coste en vidas humanas, implicó un descenso significativo de la actividad económica. En cualquier caso, quiso agradecer a las personas que han marcado la X que hayan renovado su compromiso «en un momento tan complejo».

Entre los datos aportados por la Conferencia Episcopal, destaca que el porcentaje de contribuyentes que asignaron a la Iglesia en el último año es del 31,57 %, medio punto menos que el anterior, una circunstancia que se debe al aumento de cotizantes ocasionado por los ERTE y que reciben sus borradores sin las casillas marcadas. No es algo que se pueda achacar solo a la Iglesia, añadió Barriocanal, pues esta situación también se ha visto reflejada en la casilla de fines sociales. Por este motivo, insistió en que este gesto no cuesta nada y tiene una repercusión importante en la sociedad: «No vamos a pagar más ni nos van a devolver menos».

31,57 % de las declaraciones se asignan a la Iglesia, medio punto menos que el año anterior.

295 millones de euros se recaudaron en en 2021.
Es la segunda cifra más alta de la historia.

8,5 millones de personas mostraron su compromiso
con la Iglesia a través del IRPF.

34,76 son los euros de media que aporta cada contribuyente a través de esta vía.

Otro aspecto positivo es el crecimiento del número de asignaciones en ocho comunidades autónomas, con Andalucía, Madrid, Canarias y Castilla-La Mancha a la cabeza. Esta última comunidad sigue al frente de la clasificación de aquellas con mayor porcentaje de personas que marcan la X, con un 44,69 %, seguida de La Rioja (43,84 %), Extremadura (43,75 %) y Murcia (43,01 %). Si se tienen en cuenta las cantidades aportadas, las primeras posiciones las ocupan Madrid (87,67 millones de euros), Andalucía (41,95 millones) y Cataluña (33,25 millones). En esta región y en el País Vasco descienden tanto las asignaciones como la recaudación de forma acusada.

700 iniciativas en pandemia
Para José María Albalad, director del Secretariado para el Sostenimiento de la Iglesia de la CEE, detrás de todas estas cifras hay rostros e historias concretas, así como las casi 700 iniciativas que se pusieron en marcha por diócesis, congregaciones e instituciones caritativas y asistenciales durante la pandemia. Propuestas para atender todas las dimensiones: desde la celebrativa y catequéticas hasta la caritativa y solidaria.

Para mostrar todo esto, la CEE ha lanzado una campaña a través del portal portantos.es donde se visualiza el recorrido de la casilla de la Iglesia. Desde que el contribuyente toma la decisión hasta el destinatario final, pasando por el reparto solidario entre las diócesis que realiza la propia CEE.

Según José María Albalad, las cifras presentadas son «un espaldarazo al servicio social de la Iglesia, que llena de luz, esperanza y consuelo las zonas más sombrías de la sociedad». Así, aprovechó también para realizar una llamada de auxilio, pues se necesitan más recursos para hacer frente a la brecha de desigualdad que se vive en nuestro país, como ha denunciado Cáritas Española. Porque la Iglesia, a pesar de ver reducido sus recursos, ha multiplicado la atención.

FRAN OTERO (Alfa y Omega)
Imagen: El vicesecretario de Asuntos Económicos de la CEE,
Fernando Giménez Barriocanal, y el director del Secretariado
para el Sostenimiento de la Iglesia, José María Albalad,
presentan los datos de la asignación tributaria.
(Foto: CEE)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.