Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo. Corintios 2 4:6

Cardenal Osoro sobre el Año Santo de san Isidro: «Nos hará mucho bien acercarnos a este santo»

El arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, ha querido comentar sus impresiones acerca de la decisión del Papa de declarar un jubileo de san Isidro, coincidiendo con el 400 aniversario de su canonización. Lo ha hecho en el programa Iglesia al Día de TRECE, en una conexión por Skype por encontrarse confinado tras haber dado positivo por coronavirus. Se encuentra bien, y aunque ha sentido no estar en Roma para la visita ad limina prevista para esta semana, «tengo la gracia de poder dedicar horas y horas a rezar, que también viene bien».

El Año Santo, ha asegurado, es una «gracia tremenda» no solo para Madrid, sino para todo el mundo teniendo en cuenta que la evangelización hecha por España llevó la figura de san Isidro «a todos los lugares». En todos los continentes, ha resaltado, hay ermitas y santuarios dedicados a él, lo que significa que este santo «entró en las entrañas del pueblo, de todos los pueblos… Un santo universal».

De ahí que se hará todo lo posible para que «vengan gentes de todos los lugares» y se incrementarán las relaciones con las congregaciones de san Isidro dispersas por el mundo, de la mano de la Real Congregación de San Isidro de Madrid. Además, se ha puesto en marcha una comisión integrada por instituciones de la Iglesia, y también por la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la ciudad, para empezar a preparar los actos, «porque este es un regalo para todo Madrid», y un regalo que «Madrid ofrece a toda la humanidad».

Esposo, padre y trabajador
El cardenal Osoro ha remarcado que el año se vivirá en clave de profundización en la fe y en la «adhesión a un hombre que fue esposo, padre, trabajador, que se entregó a hacer el bien a los demás, un santo popular en todos los aspectos de la vida». Si de alguien se puede decir que era santo de la puerta de al lado es de él, ha subrayado, un «ejemplo de cristiano, de adhesión a la Iglesia».

«Es un santo que necesitábamos hoy todos nosotros acercar a nuestra vida» y, además, el patrón de Madrid acerca al cristiano a aspectos que la pandemia «nos ha hecho ver con más necesidad»: la familia, «qué importancia ha tenido» en estos tiempos; el trabajo, «un derecho de todo ser humano»; la educación, «lo que supone un padre de familia educando a su hijo», y las relaciones de fraternidad, las que él tuvo con los hombres y mujeres de «aquel Madrid pequeñito de entonces». «Nos hará mucho bien acercarnos a este santo», ha concluido el arzobispo de Madrid.

Infomadrid / B. Aragoneses

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.