Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo. Corintios 2 4:6

Abusos en Francia, el Papa: este es el momento de la vergüenza, la mía y la nuestra

Tras la catequesis, en su saludo a los peregrinos francófonos presentes en la audiencia general, el Pontífice expresó su cercanía personal a las víctimas de la pederastia en la Iglesia de Francia, a la luz de las «cifras considerables» que se desprenden ayer del Informe de la Comisión designada por los obispos y religiosos de allende los Alpes. En palabras de Francisco, tristeza y dolor, pero también el ánimo de hacer todo lo posible para que no se repitan tragedias similares.

Ciudad del Vaticano, 7 de octubre 2021.- La «terrible realidad» de los abusos en el ámbito eclesiástico sigue entristeciendo profundamente al Papa. Durante la audiencia general de hoy, Francisco ha recordado las profundas heridas que están en el corazón del Informe de la Comisión Independiente sobre los Abusos Sexuales en la Iglesia en Francia, encargada de evaluar la magnitud del fenómeno de la violencia sexual cometida contra los menores desde 1950. El documento, publicado ayer y encargado por la Conferencia Episcopal y la Conferencia de Religiosos y Religiosas de Francia, revela datos dramáticos: entre 1950 y 2020, hubo al menos 216.000 víctimas y entre 2.900 y 3.200 sacerdotes y religiosos implicados en delitos de pederastia.

«Al Señor la gloria, a nosotros la vergüenza»
Al saludar a los fieles de lengua francesa al final de su catequesis en el Aula Pablo VI, Francisco dirigió su pensamiento a las víctimas y a la Iglesia transalpina con especial énfasis en las palabras que pronunció:

Deseo expresar a las víctimas mi tristeza y dolor por el trauma que han sufrido y mi vergüenza, nuestra vergüenza, por el hecho de que la Iglesia no les haya colocado durante demasiado tiempo en el centro de sus preocupaciones, asegurándoles mis oraciones. Y rezo y rezamos todos juntos: «A ti Señor la gloria, a nosotros la vergüenza»: este es el momento de la vergüenza. Animo a los obispos y a vosotros, queridos hermanos que habéis venido aquí a compartir este momento, animo a los obispos y a los superiores religiosos a que sigan haciendo todo lo posible para que no se repitan tragedias similares. Expreso a los sacerdotes de Francia mi cercanía y mi apoyo paternal ante esta prueba, que es dura pero saludable, e invito a los católicos franceses a asumir sus responsabilidades para que la Iglesia sea un hogar seguro para todos.

El valor de denunciar
El Papa Francisco, que en los últimos días se ha reunido con los obispos franceses en visita ad limina, ya había expresado ayer su dolor, tras la presentación del Informe en París. El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni, informó que el pensamiento del Pontífice se dirigió inmediatamente «a las víctimas, con gran dolor, por sus heridas y gratitud, por su valor en la denuncia». Pero también «a la Iglesia de Francia», dijo Bruni, «para que, en la conciencia de esta terrible realidad, unida al sufrimiento del Señor por sus hijos más vulnerables, emprenda un camino de redención».

Escuchar a las víctimas
Al abrir una conferencia de prensa en París para presentar el informe, Jean-Marc Sauvé, presidente de la Comisión Independiente sobre Abusos Sexuales en la Iglesia (CISAE), citó una carta de una víctima, subrayando que lo que había surgido podía ser a veces «desestabilizador y desalentador», pero daba la esperanza «de un nuevo comienzo». La investigación duró unos dos años y medio y se centró sobre todo en escuchar atentamente a las víctimas. «En una entrevista con Vatican News, Véronique Garnier, corresponsable de un servicio de protección de menores en la diócesis de Orleans, ella misma víctima de abusos, dijo: «Nuestra palabra ha sido finalmente pronunciada. El Informe, añade, es «un gran dolor» pero al mismo tiempo «un gran alivio».

Un paso adelante
Refiriéndose al Informe presentado ayer, el padre Federico Lombardi, presidente de la Fundación Vaticana «Joseph Ratzinger-Benedicto XVI», subrayó a Vatican News un aspecto relevante de esta investigación, a saber, que «fue solicitada por la Conferencia Episcopal Francesa y ahora está disponible para ser examinada en profundidad», de modo que «se pueda dar un nuevo paso cualificado en el ámbito de la lucha contra los abusos, no sólo sexuales». El padre Lombardi, en 2019 moderador de la cumbre en el Vaticano sobre la protección de los menores en la Iglesia, también quiso destacar que la publicación del Informe, «con toda la riqueza de información y propuestas», es un «precioso paso adelante».

Amedeo Lomonaco

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *